Descubre la historia del Kamado

Historia del kamado

Descubre la historia del Kamado

Descubre el origen y la historia del Kamado Joe. El “kamado” es un vaso de barro que se usaba tradicionalmente como horno de leña o carbón en Japón y la India.

Este tradicional horno se ha perfeccionado y hoy por hoy es una de las grandes revoluciones en la cocina. ¡Descubre sus orígenes!

Historia del Kamado

Desde hace muchos siglos atrás se ha usado la arcilla y el barro para cocinar alimentos. Se han encontrado vestigios de ollas de barro en todo el mundo. Algunos con más de 3.000 años de antigüedad en la China. Y de incluso 4.000 en el Valle del Indo (India).

La historia del Kamado tiene su origen en estas ollas primitivas. La arcilla poco a poco fue sustituida por materiales como la cerámica, material que aún se usa en el Kamado actual.

Los primeros hornos cerámicos evolucionaron de forma diferente en el mundo. En la India, dió paso al Tandoor y en Japón al mushikamado. Este era un dispositivo para cocinar arroz y usado por las familias en las ceremonias tradicionales. De hecho, el nombre “kamado” tiene su origen en el japonés (significa “estufa” o “cocción”).  El carácter de kanji para “kamado” es 灶.

El mushikamado era una olla de forma circular con una tapa de barro y cúpula desmontable, que se solía usar principalmente en el sur del Japón. Este artilugio llamó la atención de los estadounidenses después de la Segunda Guerra Mundial.

La historia del Kamado en Japón se remonta 2.500 años atrás. La técnica tradicional para fabricarlos era secreta y se transmitía de generación en generación.

Los primeros Kamados eran de barro extraído de cantera. El inconveniente de este material es que contenía pequeñas cantidades de azufre. Al exponerse a altas temperaturas, se dilataba y podía llegar a rajarse.

Este problema se pasaba por alto en Japón, debido a la larga tradición usándolo, pero para los americanos no era adecuado. Por este motivo, los estadounidenses lo resolvieron en la década de los 50 y 60s cambiando el barro por la cerámica. Este cambio permitía cocinar a muy altas temperaturas sin problema.

El Kamado en la actualidad

El Kamado llegó por primera vez a  los Estados Unidos de la mano de Ed Fisher. Fisher vio por primera vez estas cocinas de carbón vegetal cuando estaba destinado en Japón como teniente de la Marina.

En el año 1994, Martín Béraud (un diseñador industrial), contactó con el único fabricante de Kamados en Japón para importarlos. Los presentó por primera vez en la Expo Japón, vestido de traje, con los hornos apagados. Pero la gente no entendía para qué servían.

Los últimos dos días de la exposición, se puso un delantal, encendió un Kamado y se puso a cocinar. Logró así sus primeras ventas y dio origen a unas de las mayores revoluciones culinarias de los últimos años.

Actualmente, se sigue cocinando en el Kamado con carbón, aunque en otros lugares se han realizado algunos intentos de cocción con gas o electricidad.

Una de las principales razones por las que se mantiene como material la cerámica, es que este material no contamina el sabor de las comidas. Por esta misma razón prevalece la elección del carbón de madera como método de cocción en el Kamado.

El carbón crea poca ceniza y aporta un delicioso sabor y aroma a cualquier plato. El Kamado Joe permite incluso agregar sarmiento o cortezas de encina para aromatizar aún más las comidas.

Los Kamados modernos se fabrican en cerámica de alta temperatura y materiales refractarios.

La pintura cerámica en el exterior le aporta una terminación y brillo uniforme, sin perder la porosidad de la cerámica.

Otra gran innovación en la historia del Kamado fue la colocación de rejillas ajustables para la entrada y salida del aire. Esta innovación permite un mejor control de la temperatura.

El Kamado es un horno muy conocido en Canadá y Estados Unidos y en algunos países del norte de Europa, pero es menos popular en los países del sur de Europa.  Afortunadamente, cada vez son más personas las que descubren los beneficios de cocinar con brasa y adquieren un Kamado.

Principales usos del Kamado

El Kamado Joe es un instrumento muy versátil. No solo sirve para asar y ahumar, sirven también como horno cerámico, barbacoa, parrilla… Esto se debe a las excelentes propiedades de retención del calor de la estructura cerámica redonda.

La forma redondeada y el aislamiento cerámico del Kamado Joe nos permite trabajar con temperaturas constantes y retener el calor durante largo tiempo. Esto permite mantener la humedad y el humo dentro. Sumado a un buen carbón vegetal y virutas de madera para aromatizar, podemos conseguir alimentos tiernos, jugosos y con un característico sabor ahumado.

¡Ya conoces la historia del Kamado! ¿Quieres saber más sobre este revolucionario horno? ¡Contáctanos y te informaremos!

 

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.